Entre las innumerables opciones de ingredientes apropiados para las croquetas se encuentra en lugar destacado el chorizo. El dilema surge a la hora de elegir la variedad a utilizar, ante la gran diversidad que nos brindan los chorizos españoles. Y aquí entras tú. Elige, prueba distintos. Quizás el riojano, el de Pamplona, Cantimpalos, Potes, León, Salamanca? El cular abulense, ahumado como el asturiano o los gallegos? O también chistorra de Navarra o el blando canario de Teror. Ánimo, experimenta y encuentra tu mejor versión.

INGREDIENTES para 50 uds.:

800 grs bechamel
200 grs chorizo
sal
pimienta
2 uds huevos
pan rallado
aceite

ELABORACION:

Elaborar la bechamel (ver receta, para croquetas).

Por otra parte, picar finamente el chorizo y saltearlo brevemente en una sartén seca, escurriéndolo en un colador para quitarle el exceso de grasa. Añadir a la bechamel y continuar la cocción unos minutos para que se impregne bien del sabor del chorizo. Sazonar con un poco de sal y pimienta.

Volcar en una fuente extensa y plana y dejar enfriar, cubriéndola con papel film –en contacto- para que no forme costra. Meter en el frigorífico varias horas, deseablemente un día.

Moldear las croquetas y rebozar a la manera clásica en harina, huevo y pan rallado o sólo en huevo y pan rallado (recomendado). En este punto se pueden congelar.

Freír en abundante aceite muy caliente, deseablemente en una sartén de borde alto o un cazo en el que queden totalmente cubiertas por el aceite, para una fritura más uniforme. Si se congelaron en su momento, descongelar apenas un rato antes para una mejor cocción interior.

Imprimir Receta
4 Me gusta