Poco se puede decir de las croquetas de jamón y queso, elaboración típica en España –aunque de origen francés-. Existen infinitas variantes según los ingredientes que se incorporen a la bechamel. Admite toda clase de mezclas, desde verduras, setas, patata, carne, pollo, marisco, pescado, restos. Estas de jamón y queso son de las más habituales.

INGREDIENTES para 50 uds:

800 grs bechamel
100 grs jamón ibérico
100 grs queso emmental
sal
pimienta
2 uds huevos
pan rallado
aceite

ELABORACION:

Elaborar la bechamel (ver receta, para croquetas), sofriendo el jamón, muy picado, cuando la cebolla esté transparente. Continuar según la receta, sin salpimentar, hasta el final. A continuación, añadir el queso, rallado, poco a poco, según vaya fundiendo. Finalmente, sazonar con un poco de sal (con el jamón y el queso probablemente no necesite) y pimienta.
Volcar en una fuente extensa y plana y dejar enfriar, cubriéndola con papel film –en contacto- para que no forme costra. Meter en el frigorífico varias horas, deseablemente un día.
Moldear las croquetas y rebozar a la manera clásica en harina, huevo y pan rallado o sólo en huevo y pan rallado (recomendado). En este punto se pueden congelar.
Freír en abundante aceite muy caliente, deseablemente en una sartén de borde alto o un cazo en el que queden totalmente cubiertas por el aceite, para una fritura más uniforme. Si se congelaron en su momento, descongelar apenas un rato antes para una mejor cocción interior.

Imprimir Receta
1 Me gusta