Es un clásico de la cocina vasca, con un sabor extraordinario. Plato emblemático en el que se consagra la combinación bonito-tomate como una pareja inseparable. Tenemos el bonito encebollado, a la plancha, el marmitako, pero como este con tomate, para mi gusto, ninguno. Es el favorito.

INGREDIENTES para 5-6 personas:

500 grs lomo de bonito*
700 grs salsa de tomate (ver en esta web)
2 uds cebolleta
1 ud pimiento verde
2 dtes ajo
azúcar (opcional)
aceite
sal
pimienta negra

* deseablemente bonito del norte

ELABORACION:

Limpiar el bonito de espinas y quitarle la piel, en su caso. Cortar en trozos medianos –todos del mismo grosor, si posible- salpimentar y marcar por ambos lados en una sartén muy caliente apenas engrasada con un hilo de aceite. Reservar.

Por otra parte, picar muy finamente las cebolletas y el pimiento verde y rehogar en una cazuela amplia con un poco de aceite, a fuego lento. Añadir el ajo también muy picado y continuar el sofrito hasta que la cebolleta comience a dorar.

A continuación, verter la salsa de tomate y remover todo unos minutos para que se mezclen los sabores. Agregar azúcar al gusto si la acidez del tomate lo requiere. No es necesario triturar el conjunto, aunque si se prefiere se puede hacer.

Una vez caliente la salsa, incorporar los trozos de bonito, cocer 1 minuto y apagar el fuego, dejando que el calor residual complete la ligera cocción del pescado un par de minutos más.

Servir enseguida, en evitación de que se pase el bonito.

Imprimir Receta
7 Me gusta