Lo más importante de esta elaboración es encontrar los puntos de cocción de las setas y los huevos. Las primeras conviene saltearlas poco tiempo, sin que apenas pierdan su agua y su textura se note en la boca. Los huevos deben quedar más o menos cuajados, al gusto, pero es muy recomendable hacerlos despacio, controlando bien el punto buscado.

INGREDIENTES para 4 personas:

8 uds huevo
400 grs setas*
1 dte ajo (opcional)
perejil
aceite
sal
pimienta

*cualquier variedad
Recomiendo shiitake

ELABORACION:

Limpiar las setas con un paño o papel de cocina húmedo o también brevemente con los dedos bajo el chorro del agua fría, secarlas bien, en su caso, y cortarlas en láminas o trozos medianos.
Por otra parte, batir los huevos, no mucho, salpimentarlos y reservarlos.
En un poco de aceite muy caliente saltear las setas unos 5-6 minutos hasta que estén tiernas, cuidando de que se doren pero sin deshidratarse. Opcionalmente, se puede haber añadido a la sartén un diente de ajo entero para aromatizar, que se puede retirar después, o picado, según el gusto.
Verter los huevos en la sartén, bajando antes el fuego para que cuajen despacio, removiendo continuamente hasta el punto que se desee. Se recomienda que queden algo jugosos, no dejando que lleguen al punto de la tortilla. Rociar el conjunto con un poco de perejil picado y servir.
También se puede realizar el revuelto colocando la sartén al vapor sobre una cazuela con agua apenas hirviendo -efecto baño maría- y removiendo igualmente.
Al terminar, y ya fuera de la fuente de calor, se puede incorporar una nuez de mantequilla, para dar un poco más de cremosidad al conjunto. Hay quien también le agrega un chorrito de nata.

Imprimir Receta
2 Me gusta