Receta de macarrones muy cremosos gratinados al horno, legada a los amantes de la pasta italiana por el maestro Paul Bocuse, que aporta su toque especial en la original cocción de los macarrones y en la elaboración de una bechamel casera extracremosa sobre la que se gratina el queso. Excepcional!

INGREDIENTES para 10 personas:

250 grs macarrones
900 cc leche
60 grs mantequilla
45 grs harina
350 grs crema fresca espesa
100 grs queso gruyère* rallado
nuez moscada (opcional)
sal
pimienta negra

* o emmental

ELABORACION:

Precalentar el horno a 180ºC.

Cocer la pasta en agua con sal durante 5 minutos. Escurrir y reservar.

En una cacerola, calentar la leche con 3 cucharaditas de sal y un poco de nuez moscada rallada. Añadir pimienta recién molida al gusto. Llevar a ebullición y echar los macarrones, dejándolos cocer 2-3 minutos. Retirar y escurrir la pasta, conservando la leche perfumada para la bechamel.

En la misma cacerola –enjuagada- derretir la mantequilla, agregar la harina en lluvia –tamizada- y mezclar bien con varilla. Verter la leche a continuación y seguir batiendo hasta ebullición. Incorporar finalmente la crema fresca, mezclar y verificar la sazón.

Volcar los macarrones en la salsa y pasar todo a una fuente de horno. Rociar la pasta con 50 grs del queso rallado y disponer a intervalos regulares el resto cortado en bastoncitos. Así gratinará mejor.

Hornear a 180ºC y dejar cocer unos 20-25 minutos, el tiempo de que se gratine todo con un bonito tono dorado.

Servir caliente.

Imprimir Receta
3 Me gusta