Anteayer se levantó la veda de la coquina en la zona costera de Cádiz y Huelva, que nos ha privado de ese rico bivalvo gran parte del verano. Atento a su esperado regreso a los mercados, enseguida os he preparado unas deliciosas coquinas y también os muestro las chirlas con que las sustituí durante la veda. Disfrutad ambas indistintamente, pues están buenísimas. Ah… y no olvidéis panear!

INGREDIENTES para 4-5 personas:

1 kg coquinas*
200 cc vino blanco seco
6 dtes ajo
5 cs aceite de oliva virgen extra
perejil
cayena (opcional)
sal

* o chirlas

ELABORACION:

Poner las coquinas en remojo en un bol con agua y abundante sal durante 2 horas. Retirarlas con la mano –para no arrastrar las impurezas del fondo- a un colador y enjuagar bajo el chorro de agua fría. Escurrir.

Pelar y picar muy finamente los dientes de ajo, añadir una o dos cayenas -al gusto- y sofreír a fuego lento en una cazuela amplia con aceite suficiente para cubrir el fondo hasta que empiecen a “bailar” y apenas lleguen a dorar. Añadir el vino y esperar unos minutos hata que evapore el alcohol, meneando continuamente la cazuela para emulsionar la salsa, hasta que se vea ligada.

Echar las coquinas, subiendo el fuego y tapar para que se vayan abriendo. Cuando se hayan abierto, agregar un buen puñado de perejil picado y remover. Retirar del fuego y dejar tapado un par de minutos más por si queda alguna concha perezosa sin abrir.

Servir enseguida.

Imprimir Receta
4 Me gusta