El hojaldre es una masa crujiente traída a Europa por los árabes, aunque se pueden encontrar referencias a masas hojaldradas en la época de los griegos y de los romanos. Entre sus usos antiguos aparecía en la pastela árabe. Hoy se emplea en numerosas elaboraciones como volován (vol-au-vent), milhojas, cruasán (croissant), palmeras.

INGREDIENTES para 1 kg:

415 grs harina
200 cc agua
50 grs mantequilla fundida
10 cc zumo de limón
12 grs sal
330 grs mantequilla bloque

ELABORACION:

1. Hacer un plastón: Echar el agua y la mantequilla fundida en un bol e incorporar poco a poco la harina y la sal mezcladas previamente, removiendo bien con una espátula y después aplastando con la mano, sin ánimo de amasar.
2. Formar una bola, marcar una cruz profunda y meter en la nevera 20 min.
3. Moldear el bloque de mantequilla en forma cuadrada y aplanar con el rodillo ayudándose de una lámina de plástico que doblaremos en sobre con la mantequilla dentro. Guardar en nevera 15 min.
4. Sacar la masa de la nevera y estirarla con el rodillo al ancho de la mantequilla y al doble de largo.
5. Colocar la mantequilla sobre el centro de la masa así extendida y cubrirla doblando ambos extremos de ésta, con la junta en medio, sellándola bien, así como los laterales para que no se salga la mantequilla.
6. Estirar este cuadrado en la dirección que indica la línea de la junta (rodillo perpendicular a la línea) para obtener un rectángulo tres veces mayor. Doblar un tercio hacia arriba y otro hacia abajo, solapando un doblez con el otro (1ª vuelta). Reposar en nevera 30 min.
7. Sacar de la nevera, girar 900 el sentido del estirado y repetir extensión al triple y doblado. Marcar vueltas (ahora 2ª) y posición y meter en nevera 30 min.
8. Continuar el proceso hasta completar 6 vueltas -o menos si su uso posterior no requiere tantas capas (ej.: croissants)-, dejando enfriar y reposar mismo tiempo cada vuelta.

Una vez elaborada, se puede utilizar entera o cortada en trozos o láminas, estirándola según convenga para cada preparado. Es muy aconsejable hacer cantidad, pues se puede congelar en tamaños varios para usos posteriores.

CURIOSIDAD: El número de capas de un hojaldre se puede calcular multiplicando por 3 cada vuelta triple (o por 2 si la vuelta sólo es doble) y sumando 1 al total. Para n vueltas triples 3n+1. El que se hace habitualmente de 6 vueltas triples, como el de esta receta, tiene 730 (3x3x3x3x3x3 +1) capas.

Imprimir Receta
4 Me gusta