Descubre qué buenos están estos chips crujientes –muy crujientes!- de berenjena. Los puedes tomar como aperitivo o como guarnición de carnes o pescados. Tus comensales no dejarán ni uno. Compruébalo!

INGREDIENTES para 4 personas:

1 ud berenjena mediana
2 cs sal
2 cs azúcar
agua
aceite de oliva virgen extra

ELABORACION:

 

Cortar la berenjena en rodajas muy finas, desechando el tallo, y poner en remojo en un bol con agua y sal unos 20-30 minutos para que pierdan el amargor. Retirar y enjuagar bien.

Seguidamente, remojar en agua con azúcar otros 20-30 minutos. Retirar, escurrir y secar con papel de cocina o entre dos trapos.

Una vez bien secas, enharinar las rodajas muy ligeramente por ambos lados, sacudiendo para que se rebocen con una capa muy fina y reservar.

Por último, preparar el bol usado con su agua dulce echando unos cubitos de hielo para enfriar mucho el agua y calentar una sartén con aceite a fuego medio fuerte. Proceder tomando las rodajas de una en una, sumergiéndolas rápidamente en el agua fría y echándolas a la sartén en tandas de varias en cada turno. El choque térmico del agua fría con el aceite producirá que la fritura quede muy crujiente. Sacar con espumadera cuando hayan adquirido un dorado agradable. Retirar a una fuente con papel absorbente y reservar.

Servir enseguida para que no pierdan la textura crujiente.

NOTA: Echar las rodajas mojadas –sacudidas un momento para que suelten el exceso de agua- en la sartén con precaución. La reacción con el aceite apenas dura un instante y después se pueden manejar sin problemas. Animo.

Imprimir Receta
16 Me gusta